La mutua rendición de cuentas: ilusión o realidad…años después


Retomamos un tema ya tratado en un post anterior:  La rendición de cuentas: ese palabro…Pues hoy a ese palabro le vamos a añadir un adjetivo:”mutua rendición de cuentas”.

El tema de la mutua rendición de cuentas en la ayuda internacional era ya  actualidad alrededor de la Agenda de Acción de Accra (2008) tras la tercera reunión de algo nivel sobre la Calidad de la Ayuda. Y ello es debido a que en la Cooperación Internacional, en todos los socios del desarrollo,  aunque existen mecanismos de control, todavía se ha de avanzar más en la calidad de los sistemas de rendición de cuentas.

La rendición de cuentas en los socios de desarrollo tiene un componente de rendición de cuentas “doméstica” –en el interior de cada país, tanto del socio como del donante– y un componente de rendición “mutua” de cuentas que se realiza en el ámbito del país socio y en el ámbito internacional”.  La  ambición de trabajar en este sentido es grande, ya que además de avanzar en la rendición de cuentas mutua, hay que trabajar en la doméstica, y dentro de ésta en la rendición de cuentas vertical (de arriba a abajo) y al interno de las organizaciones.

El camino y los retos de la Cooperación en socios y donantes son largos y arduos si se quiere cumplir con los compromisos  en este sentido, ya que esa posición se caracteriza por:

(1) El énfasis del rol de los parlamentos y de la sociedad civil en la rendición de cuentas interna en el país socio y en el país donante;

(2) El énfasis en una rendición de cuentas que incluya los ámbitos locales y la participación ciudadana;

(3) La importancia de la escala internacional o multilateral de la rendición de cuentas (rendición de cuentas externa);

(4) Avanzar en los efectos que el conjunto de políticas tanto del socio como del donante producen sobre el desarrollo (coherencia de políticas).

La rendición de cuentas “desde la perspectiva de los donantes” implica:

(i) Un acuerdo sobre roles y responsabilidades claras y acordadas;

(ii) La ejecución de las áreas de responsabilidad acordadas;

(iii) La necesidad de información y rendir cuentas de las acciones llevadas a cabo;

(iv) La obligación de ajustarse a los estándares de ejecución acordados (Toledano et al., 2008).

Para una mayor profundidad en los mecanismos de la Mutua Rendición de Cuentas se recomienda la lectura de “Study of Existing Mechanisms to Promote Mutual Accountability (MA) Between Donors and Partner Countries at the international level” (Droop, Isenman y Mlalazi, 2008) y de “Mutual Accountability at the Country level. A concept and Emerging Good Practice Paper” (Steer, Wathne y Driscoll, 2009)

Y dando un paso más, la “mutua” rendición de cuentas trata de crear un asociación más equilibrada entre donantes y gobiernos receptores vinculando a los actores a través de valores compartidos y compromisos en un proceso voluntario. La Declaración de París y la Agenda de Acción de Accra señalan los parámetros de la mutua rendición de cuentas en términos de  (1) quién es sujeto de rendición de cuentas, (2) para qué y (3) cómo; señalando que las líneas de rendición de cuentas entre donantes y socios están conectadas con las de cada uno con sus sociedades.

A pesar del camino marcado por la Declaración de París y Agenda de Acción de Accra, la mutua rendición de cuentas es todavía una práctica emergente y no existe una definición práctica de mutua rendición de cuentas aunque, como indican Steer y Wathne (2009), sí hay suficiente experiencia para distinguir algunos elementos críticos en un proceso de Mutua Rendición Cuentas. Estos elementos implican diferentes espacios y procesos que ayudan a:

(i) definir la agenda dentro de la que los compromisos de mutua rendición de cuentas se encuentran,

(ii) proveer incentivos para seguir los compromisos

(iii) cambiar el comportamiento (teniendo en cuenta por ejemplo los riesgos relacionales y la reputación de los actores). Los cambios en el comportamiento de forma sostenida dentro de las relaciones de la ayuda son posibles si los tres elementos siguientes están unidos en un proceso iterativo.

A) Para generar una agenda compartida a través de objetivos específicos y compromisos recíprocos, es preciso ser capaces de generar

(1) acuerdos sobre estrategias de desarrollo y resultados de desarrollo y

(2) acuerdos sobre la eficacia de la ayuda.

B) El seguimiento y revisión de estos compromisos y acciones, el progreso hacia la dotación de agendas compartidas se deberá seguir y revisar continuamente. La focalización en los objetivos y en las estrategias de reducción de la pobreza ha aumentado los esfuerzos de los gobiernos para medir resultados, y también han llegado a ser comunes iniciativas para medir el progreso en la medición de la eficacia de la ayuda. Se están desarrollando, aunque de forma muy lenta:

(1) sistemas mejorados para el seguimiento de actividades y flujos de ayuda de los donantes de forma individual y agregada

(2) bases de datos transparentes.

Sin embargo, la integración de los socios en los esfuerzos de seguimiento se han de reforzar, como lo demuestra lo incipiente de algunos de sus procesos asociados:

(1) los hallazgos de los esfuerzos de seguimiento deben ser más y mejor utilizados por donantes y socios (como ejemplo la utilización de informes sobre seguimiento de la pobreza que sean demandados por los parlamentos);

(2) la sociedad civil debe tomar un papel más importante en el seguimiento del desarrollo y los resultados de la eficacia de la ayuda, tanto (i)  como participantes en procesos oficiales de revisión, (ii) como socios en esfuerzos de seguimiento independientes. En general, por tanto, la habilidad y de los parlamentos y sociedad civil para hacer seguimiento de los gobiernos y de los donantes permanece limitado, debido a problemas de compromiso, liderazgo o capacidad.

C) Para mejorar el debate, diálogo y negociación, aunque no hay una fórmula simple, sí hay un número importante de elementos críticos que aumentan la probabilidad de que se alcance la Mutua Rendición de Cuentas, y existen algunos retos y factores de éxito críticos, que pasan por aumentar la

(i) confianza recíproca;

(ii) coherencia a través de apropiación y liderazgo;

(iii) capacidad e información;

(iv) incentivos creíbles y

(v) complementariedad (Steer y Wathne, 2009).

 

Referencias

Droop, J., Isenman, P., & Mlalazl, B. 2008, Study of Existing Mechanisms to Promote Mutual Accountability (MA) Between Donors and Partner Countries at the international level) OECD / DAC, París.

Rodríguez-Ariza, C. (2009). La gestión de la información en organizaciones de desarrollo. Serie CECOD. Número 11

Steer, L. & Wathne, C. 2009, Mutual Accountability at country level: emerging good practice. Background Note.  ODI, London.

Steer, L., Wathne, C. & Driscoll, R. 2009, Mutual Accountability at the Country level. A Concept and Emerging Good Practice Paper. ODI, London.

Toledano, J. M., Guimaraes, J., Illán, C., & Farber, V. 2008, Buenas prácticas en la cooperación para el desarrollo. Rendición de cuentas y transparencia, La Catarata, Madrid.

Y para continuar pensando en estos palabros intentemos seguir poco a poco empezando por los países pequeños…como un@ mism@…

 

Asociacionismo en evaluación, sí PODEMOS, pero no sólo con buenas intenciones, y van dos


 

A raíz de mi pasado post sobre asociacionismo en evaluación, mi colega y sin embargo amigo Pablo Rodríguez-Bilella contestó con su propio post VOPEs, asociacionismo, y evaluación… una #eval conversación…Cuando sea mayor, espero ser tan prolífico como Pablo…siempre es un honor caer al borde del caos…Retomo pues la #eval conversación, con los temas que Pablo dijo que yo dije, aunque si lo dije…seguro que no fue tan bien como él –es lo que pasa cuando los artistas transforman palabras en mensajes que calan…y en eso consiste la evaluación en parte, en moldear adecuadamente diferentes discursos en uno solo que cale…Uno empieza con ánimo estos posts porque sabe que al menos uno le va a leer, uno además de uno mismo me refiero, y digo uno, porque quiero creer que Pablo tomará unos minutos de su multi social agenda para leer lo prometido y esperado. Pero vamos al grano –

Pablo dice que yo dije que el tema del asociacionismo en evaluación está de moda

Evalpartners se autodefine como un movimiento global para reforzar un contexto apropiado para la evaluación a diferentes niveles, basado en el compromiso de las VOPEs, organizaciones voluntarias para la influencia y promoción de la evaluación para mejorar la política pública. 2015 es el año internacional de la evaluación.

Nos hemos de felicitar porque se haya conseguido que el asociacionismo en evaluación esté de moda, pero hemos de conseguir que la moda dure y tenga el mayor efecto o influencia estructural posible –lo que Evalpartners llama contexto yo lo llamo estructura, para diferenciarlo de factores externos -o contexto- que son muy difíciles de influir y nos influyen más a nosotros que al contrario.

Marco Segone dijo en la charla inaugural de la EES en Dublín, que con EVALPARTNERS se quería posicionar la evaluación en la arena políticaPor cierto voy a utilizar este vídeo en un taller de desarrollo de capacidades en evaluación, no centralmente para hablar de Evalpartners, que también, sino para hablar sobre la importancia del liderazgo en evaluación. Y es que es un gran mensaje, una auténtica frase que engancha de Evalpatners, parecida al Yes we can de Obama, a la de M.L.King, Tengo un sueño ¡¡ nuestro sueño ¡¡ …pero cuidado, a veces corremos el riesgo de que nuestros sueños se hagan realidad…las arenas políticas son movedizas…recordemos que la política con minúsculas convive demasiado con la retórica…

Esta vez es wikipedia la que señala que la retórica es la disciplina transversal a distintos campos de conocimiento que se ocupa de estudiar y de sistematizar procedimientos y técnicas de utilización del lenguaje, puestos al servicio de una finalidad persuasiva y estética, añadida a su finalidad comunicativa. La retórica es lo que queda cuando pasa la exaltación de la amistad durante una borrachera colectiva…El ciclo político tiene necesariamente una parte importante de retórica en el corto plazo, para avanzar quizás -en el mejor de los casos- hacia mejoras concretas y reales en el largo plazo. El peligro de esta moda que nos toca, es que vendrán toneladas de buenas intenciones, muchas más reuniones en hoteles de lujo, muchas fotos, cócteles, discursos, muchos compromisos institucionales, pactos, acuerdos, declaraciones al más alto nivel, atención  ¡ todos quietos ¡ más fotos, …y el riesgo de la retórica aumentará de manera exponencial.

Una de las formas de controlar esta retórica –que como dije siempre ha de existir porque hablamos de política-, sería el compromiso y los medios desde el principio para el aprendizaje y la mutua rendición de cuentas sobre lo que se hace y cómo, por qué, para qué y en especial para quién se hacen las actividades y procesos de fortalecimiento de la función y sistemas de evaluación. ¡Para quién se hacen las cosas¡. Las desequilibradas relaciones de poder no son explícitas pero están ahí normalmente, tanto en la sociedad, en la política, en el sector de la ayuda y en los sistemas de evaluación, como en administraciones públicas, agencias donantes multi y bilaterales, ONGD internacionales, boards de las asociaciones de evaluación…Yo entiendo que Evalpartners se ha hecho para las las personas, especialmente las que tienen menos poder, sean funcionari@s, voluntari@s, evaluador@s o implicad@s en procesos de desarrollo.

La evaluación, al menos mi forma de entender y creer en la evaluación, es sinónimo de más equidad, mutua rendición de cuentas, transparencia, democracia, distribución de poder…La función de evaluación no vive ajen al mundo, aunque a veces parezca que sí, por la pureza de la que se quiere revestir en ocasiones…Las relaciones de poder existen en todos estos actores, sistemas, procesos y estructuras evaluativas. Los cambios por tanto que se persiguen son enormes y la posibilidad de frustración grande. Por eso la importancia de gestionar y modular expectativas, al menos en el muy corto plazo, y de tener una estrategia de influencia y gestión del conocimiento en el medio largo plazo. Supongo que lo que tendría que salir del 2015 es una hoja de ruta en la que la evaluación se integre realmente en la ronda de desarrollo que sigue a estos objetivos de desarrollo del milenio –El Post 2015- …aparte del buenismo y las buenas intenciones…

Si las VOPEs -Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional- tienen una función social, un objetivo social, tendrían que saber interiorizarla, conocer sus retos y explicarlos. O metiéndonos ya en nuestro particular argot ininteligible para el común de los mortales, tendrían que conocer la diferencia entre la teoría del cambio que querían y la que está ocurriendo. Un reto para cada una de las VOPEs en sus contextos concretos será poner la evaluación más allá de la arena política, esto es, en la arena social, tanto en la de los valores sociales como en la de la práctica social…estando un poco más cerca de que la mutua rendición de cuentas y la evaluación sean demandadas activamente por la sociedad ¡

Por tanto, sobre modas, ojalá la moda evaluativa fuera tan potente como para que no sólo políticos, planificadores, gestores, sino-y aquí está un reto mayúsculo- la ciudadanía comprendiese la importancia de la evaluación y todo este ciclo no sea algo desde nosotros los geeks, freakis o raritos de la evaluación –desde diversas situaciones de poder recordemos- hacia nosotros los geeks, freakis o raritos, para darnos palmaditas, hacer amigos y de paso conseguir o intercambiar algo de poder o de trabajo…Lo de que mi madre comprenda lo que hago en evaluación en el sector del desarrollo, lo dejo por imposible, porque aunque Evalpartners se lo propusiera no lo conseguiría ni en un año evaluativo entero…contárselo a mis hijos es otra historia, no menos difícil pero con sus retos…sobre todo cuando tus hijos te dicen que los padres de sus amigos tienen oficios de verdad como médico o profesor…

El problema también es cuando algunas VOPEs no funcionan y son parte del problema, como en España, que muchos partidos no funcionan y son también la causa del problema a superar…¡¡¡ ciencia de la complejidad causa y efecto son uno ¡¡¡. Ahora que muchas VOPES son todavía jóvenes -aunque otras estén envejeciendo prematuramente-, quizás venga a cuento establecer la comparación entre las VOPES y los partidos políticos, comparación que gira en torno al ciclo de vida de una organización.

En España está tomando fuerza lo que antes era un movimiento social y ahora se ha convertido en partido –PODEMOS. Aunque no sin ciertos temores porque parece que nos están vendiendo el cielo nuevamente, la razón de ser y la base de la fortaleza de PODEMOS -y esto sonará a muchos colegas de América Latina- es que en estos momentos estamos pasando por una etapa de gran desafección política, unida a importantes inequidades sociales. Se comenta que los modelos de partidos forjados en nuestra transición ya no funcionan. Esos modelos de partidos, modelos asociativos, tomaron al asalto el estado y han impuesto durante más de 35 años una forma de funcionamiento que ya se está agotando. En mi opinión también forma parte de la triste herencia de nuestra dictadura y de su nefasto efecto sobre las prácticas sociales e institucionales…algo que tarda varias generaciones en recuperarse…Y es que en mi país, ese país que pretende dar lecciones de gobernabilidad a América Latina, la corrupción vuelve a estar de moda, y no es algo superfluo, sino algo verdaderamente sistémico-estructural, aunque nuestros políticos sigan sin reconocerlo o pretendan que no se puede hacer más. Me gustaría pues que la mutua rendición de cuentas estuviera de moda en España, aunque fuese transitoria, porque algo quedaría y beneficiaría y mucho a la función de evaluación. Dejo para otro día discutir si el origen de todo es que los españoles somos más permisivos, o corruptos, o permisivos frente a la corrupción que los noruegos o los daneses, o a que hay menos control –o a razones histórico estructurales relacionadas con la desconfianza del ciudadano en todo lo político y público. Dejo aquí las reflexiones de Antonio Muñoz Molina de cómo una cultura civil muy degradada ha fomentado en España el ejercicio de poder sin responsabilidad, en su artículo sobre la Corrupción y el mérito.

A mi padre le hubiera encantado analizar este fenómeno como continuación de su tesis doctoral sobre los partidos políticos como grandes organizaciones que actúan en el mercado a la manera de las compañías oligopólicas o, en términos politológicos, con un modelo organizativo del partido cartel. Quizás dentro de poco será algo del pasado…

Pero para cerrar esta divagación localista-perdón compañeros de América-, ¡ Podemos ¡, sí podemos encontrar una similitud quizás con las VOPEs, como ya he dicho, con el concepto de ciclo de vida de un partido y la importancia de saber encontrar el nicho o cuándo un modelo ha llegado a su decadencia…para mejorarlo o sustituirlo…en lugar de crear-

-i.-asociaciones sin una finalidad clara -durante un año fui socio de IDEAS y debo ser un poco zote, porque no logré llegar a saber la diferencia entre ser socio y no serlo…como sí me queda clarísimo el valor añadido de mi pertenencia a la AEA y con mi pertenencia a la EES

-ii-. asociaciones superpuestas o paralelas –en América Latina hay dos por ejemplo, la REDLACME y la RELAC, no llego a comprender bien por qué

-iii- o seguir con modelos que no funcionan…

…y para ello se ha de evaluar el funcionamiento de las VOPEs, encontrando además cuál es el mejor equilibrio entre el valor añadido que los socios pueden esperar de sus asociaciones y el valor añadido que los socios dan a las asociaciones…

Otro día sigo con algo más que Pablo dijo que yo dije…

2) Pablo dijo que yo dije que es una deuda que las VOPEs cumplan su importante función social: carrera profesional, superación de la fragmentación y aislamiento del colectivo de evaluadores, desconexión entre “bases” y “elites” de las VOPEs;

3) Pablo dijo que yo dije que algunos problemas que podrían superarse si, al menos e inicialmente, tomaran de su propia medicina, esto es, la evaluación de las VOPEs mismas

…pero esa otra historia que deberá ser contada en otro momento…